Vendée Globe 2016-17 - Hecho a sí mismo

Prensa Publicado:14/02/2017

El húngaro, Nandor Fa, ha sido el octavo en finalizar la Vendée Globe 2016-17. Podría ser un número más, un puesto más en una clasificación general que aún está por definir, pero no. Fa no es un regatista cualquiera ni uno más en esta vuelta al mundo. Para empezar fue el primer navegante no francés en completar una Vendée Globe y a sus 63 años ha vuelto a completar la vuelta al mundo en solitario, y lo ha hecho con el Spirit of Hungary, un barco diseñado y construido por él mismo.


Tras 17 años retirado de la vela oceánica, este veterano regatista húngaro pensó que quería volver a participar en la que es probablemente la regata más dura. Para ello se fabricó su propio barco, con un presupuesto muy limitado, pero lleno de ilusión. Pero no quería hacer la Vendée a la ligera, lo testó primero en la New York-Barcelona, con poco éxito, ya que tuvo que volver a las pocas horas de comenzar la regata, y la prueba de fuego la pasó participando y acabando la Barcelona World Race, junto al neozelandés afincado en Francia, Conrad Colman –al que ha ganado en esta Vendée, ya que el kiwi aún sigue en regata-.

Nandor Fa es un luchador nato, no solo porque el primer deporte que practicara al más alto nivel fuera el wrestling (la lucha libre), después el piragüismo, y cuando se pasó a la vela y había trabajado muy duro para estar en los Juegos Olímpicos de Los Angeles 84 en la clase Finn, el boicot de los países del Bloque del Este a Estados Unidos, frustró sus expectativas y como reivindicación personal decidió dar la vuelta al mundo a vela, y junto a su amigo Jozsef Gal, construyeron un barco de 9 metros y medio de eslora y se fueron a dar circunnavegar el planeta.

Con la vela oceánica en sus venas haría la BOC Challenge, la Vendée Globe 1992-93, en la que se convertía en el primer no francés en acabarla y el bilbaíno José Luis de Ugarte, el segundo. En la siguiente edición construyó el mismo su barco, pero una colisión con un petrolero en el Golfo de Vizcaya y luego una avería, le obligaron a abandonar. En 1997 participó junto con el catalán Albert Bargués la Transat Jacques Vabre. Su penúltima regata oceánica…hasta hoy.

Fa ha acabado la Vendée Globe y nada más pisar tierra la palabra primera que dijo fue “Finito”. Se acabó, con cuatro vueltas al mundo a sus espaldas, este veterano regatista húngaro ha dado por finalizado su periplo oceánico.

Sin duda ha sido el mejor final a una carrera de una persona y un regatista hecho a sí mismo. Acabando la regata más grande, no importa la posición en la tabla, aclamado por centenares de aficionados y con su familia en el pantalán.

Hungría ha dado grandes leyendas al deporte como los futbolistas Kubala, Puskas o Czibor...pero también tenemos a un mito viviente de vela.

Enhorabuena amigo, siempre eres bienvenido en nuestra Marina.

¡Gran Fa!

Fuente: Jaume Soler