Copa América, vuelta a los orígenes

Prensa Publicado:10/10/2017

El Protocolo de la 36 America’s Cup ha sido descubierto. Emirates Team New Zealand (Defender) y Luna Rossa (Challenger of Record) han oficializado el documento que por el que se regirán la próxima edición de la puesta en juego de la Jarra de las Cien Guineas. Como era de prever neozelandeses e italianos han puesto patas arriba todo lo que había inventado Oracle, el Defender de las dos últimas ediciones, y de alguna forma se vuelve a una America’s Cup, por decirlo de alguna forma, más tradicional. Ya lo adelantó Patrizio Bertelli, y lo contamos en esta web.

Para empezar ni barcos voladores, ni Louis Vuitton. Se vuelve a los monocascos –aunque más modernos y rápidos que los AC de las 32 edición-. Serán barcos de 22,86 metros de eslora y contará entre 10 y 12 regatistas más el famoso ‘Tripulante 18’ del pasado, es decir un invitado a bordo. Se podrán construir un máximo de dos unidades por equipo, el primero no podrá botarse antes de abril de 2019 y el segundo no antes de febrero de 2020.

También se volverá a la regla de nacionalidad, un mínimo de un 80% de la tripulación debe ser del país y el otro 20% de la tripulación deben ser residentes, esto será desde el 1 de septiembre de 2018 a 31 de agosto de 2020.

El barco deberá estar construido en el país de cada equipo. Aquí no entran mástil, cubierta, aparejo y apéndices que podrán ser construidos fuera del país de origen.

Y como ya adelantamos también en esta web, Prada relevará a la historia y a la vez gran rival Louis Vuitton para la fase de clasificación, aquí no ha quedado claro donde se disputará y podría no ser el Auckland, lugar donde sí se disputará la final de la America’s Cup en marzo de 2021, que enfrentará al Defender, Emirates Team New Zealand, y el equipo que se clasifique para la misma. Se habla que la Prada Cup podría celebrarse en Italia, pero ahora mismo es solo un rumor.

En cuanto a la competición se volverá a los tradicionales barlovento-sotavento y ganará la America’s Cup el primero que gane siete enfrentamientos. El Challenger of Record organizará las previas y las regatas de clasificación y el Defender el match race de la final. El Defender participará en las previas pero no lo hará en las clasificatorias.

El precio de la inscripción es la nada desdeñable cantidad de 1.000.000 de euros con un plazo de inscripción inicial de seis meses desde el 1 de enero al 30 de junio de 2018. Se cerrará definitivamente el 31 de diciembre de 2018 pagando un suplemento extra, por supuesto.

Estos son a grandes rangos en qué consiste el nuevo Protocolo. A los más románticos de la America’s Cup y del match race les gustará, a los más modernos y amantes de los cambios y la velocidad supongo que será como una vuelta al pasado.

La America’s Cup nunca deja indiferente a nadie, y esta no podía ser una excepción.

Fuente: Jaume Soler