Aviso importante

Estimado usuario, a continuación de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, que regula el Estado de Alarma para evitar la propagación del Coronavirus, Alcaidesa Marina quiere informar a sus clientes que en su recinto portuario se cumple y se vigila por el cumplimiento de las medidas establecidas en el decreto.

Más información
Prensa

Water Bikes

27 Mayo 2020 - Noticias - Prensa

Las Water Bikes o bicicletas náuticas triunfan como actividad outdoor para grupos y empresas.
En todas las temporadas nos encontramos con una actividad acuática que genera más expectación que el resto y en esta ocasión estas bicicletas náuticas o Water Bikes se han convertido trendsetter.

Las Water Bikes están diseñadas para hacer excursiones, travesías o competiciones de forma fácil y segura gracias a su formato de minicatamarán que les confiere máxima estabilidad y una gran flotabilidad pudiendo llevar hasta dos personas por bicicleta náutica.

¿Cómo funcionan las Water Bikes?
El ingenio ha vuelto a marcar la diferencia en las actividades acuáticas, transformando vehículo terrestres en embarcaciones que navegan por mares del todo el mundo. Tenemos ejemplos con las motos de agua, tablas de snowboard y hasta autobuses que surcan los mares…

El funcionamiento de estas bicicletas náuticas es incluso más simple que ir en una bicicleta convencional ya que ni si quiera tienes que mantener el equilibrio, gracias a estar construida sobre dos patines que lo convierten en un catamarán propulsado por cada pedaleada que se le da. El resto es casi idéntico a darte una vuelta en bicicleta. Consta de un cuadro hecho de aluminio y carbono, con un sillín, manillar y un sistema de pedaleo igual al de una bicicleta terrestre. Su gran diferencia es que con el pedaleo, en vez de mover una rueda, haces girar una hélice de gran rendimiento que te permite navegar por el agua a una velocidad de hasta a 10 nudos, unos 16 kilómetros por hora.

Para girar, como en una bicicleta, sólo tienes que mover el manillar a babor (izquierda) o estribor (derecha) y la water bike irá en ese sentido.

¿Y cómo frenan estas bicicletas náuticas?
Frenar con las Water Bikes es muy sencillo. Tan sólo tienes que pedalear hacía atrás para que la hélice que va unida al sistema de propulsión gire en sentido inverso. De esa forma la bicicleta náutica va perdiendo velocidad hasta pararse, incluso ir marcha atrás.

Ver noticia completa

Compártelo:

Reserva / Presupuesto su atraque en Alcaidesa Marina