Aviso importante

Estimado usuario, a continuación de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, que regula el Estado de Alarma para evitar la propagación del Coronavirus, Alcaidesa Marina quiere informar a sus clientes que en su recinto portuario se cumple y se vigila por el cumplimiento de las medidas establecidas en el decreto.

Más información
Prensa

Vuelta al mundo clásica

25 Junio 2020 - Noticias - Prensa
Texto e ilustraciones de Isidro Martí

La idea es sencilla, si la Golden Globe quería volver a la navegación tradicional en solitario, sin escalas, alrededor del mundo, la Ocean Globe Race va por el mismo camino, pero con tripulación y mediante cuatro etapas clásicas. Es imposible escapar del nombre e influencia de la Whitbread Round the World Race, regata que nace del sueño de cualquier navegante oceánico: la prueba más larga, sometiendo a barcos y tripulaciones a las condiciones más extremas y variadas de navegación. Altas y bajas temperaturas, vientos, corrientes y mares bajo el denominador común de la competición a vela.

La navegación se reparte en cuatro etapas de unas 7.000 millas. La primera etapa se inicia en Europa recorriendo el Atlántico Norte, el Atlántico Sur, hasta llegar a Sudáfrica. La segunda etapa pone rumbo al Este cruzando el Índico Sur, el Mar de Tasmania hasta llegar a Nueva Zelanda. La tercera etapa apunta hasta el Cabo de Hornos, tras navegar por todo el Pacífico Sur. A partir de ahí, la flota arrumba al Norte, con una parada en un puerto de Sudamérica. La cuarta etapa es la vuelta a Europa de una agotada flota que ya ha superado lo peor de las Rugientes Cuarenta.

Historia

En septiembre de 1973 parte de Portsmouth una flota de 17 barcos. Ganó la regata en tiempo compensado el velero Sayula, mientras el Great Britain II lo hizo en tiempo real. A pesar del éxito del acontecimiento deportivo, náutico, aventurero y humano, la pérdida de tres tripulantes ensombrece el estreno de la competición. Estos graves accidentes no desmotivan a futuros competidores. El 27 de agosto de 1977 quince barcos vuelven a emprender la aventura. Flyer se proclama vencedor en tiempo compensado, mientras Great Britain II repite en tiempo real.

29 de agosto de 1981: una flota de 29 embarcaciones cruza la línea de salida rumbo a Ciudad del Cabo. Por primera vez participa un barco español, el Licor 43, diseñado y patroneado por Joaquín Coello. A pesar de desarbolar dos veces la tripulación demuestra un alto espíritu deportivo y labor de equipo, finalizando la regata y acabando clasificados.

Ver noticia completa

Compártelo:

Reserva / Presupuesto su atraque en Alcaidesa Marina